La alogia es la incapacidad de poder hablar de una manera abundante, además de tener lenguaje limitado, ofrecer respuestas monosilábicas, contestar solo a la pregunta que se le hace, sin dar contexto, y también puede haber una tardanza en reaccionar a las preguntas, explicó el psiquiatra Dimas Tirado Morales.

A su vez, indicó que la alogia es uno de los síntomas negativos de algunos trastornos de salud mental, como la esquizofrenia, o enfermedades neurológicas.

Las personas con alogia tienen dificultades para procesar la información para, entonces, contestar la pregunta que le hacen, ya que les toma más tiempo, explicó Tirado Morales.  

Por su parte, la patóloga del habla Yaiza Santiago López añadió que estos individuos presentan una habla poco fluida con alteraciones de la prosodia. Tienen un lenguaje perseverativo o poco inteligible para la persona que lo está escuchando. 

Presentan una falta de espontaneidad en el habla, pierden la capacidad de tener fluidez en la conversación, continuó Santiago López. Por lo tanto, se afecta el pensamiento y las ideas que quieren expresar verbalmente, entre otros elementos.

Indicó que en el área de patología se tiene que hacer una evaluación de lo que se está presentando. Es importante entender si la dificultad es en la fluidez del habla, lenguaje pobre, si presentan bloqueos para expresarse o hay una interrupción del pensamiento, es decir, perdió el hilo de lo que estaba diciendo, explicó. De todos estos factores depende el tratamiento para recuperar la capacidad de pensamiento para que el mensaje no sea vacío para el receptor, agregó.

Es importante identificar la causa de la alogia para saber cómo tratarla o si es tratable, estableció Tirado Morales. La alogia puede ser orgánica o debido a otra situación resultado de condiciones preexistentes.

Indicó que en el caso de la esquizofrenia, también puede provocar abulia, falta de energía o desinterés; y anhedonia, incapacidad de experimentar placer y apatía. Esa falta de iniciativa contribuye a la alogia. 

Indicó que los medicamentos recetados para personas con esquizofrenia también pueden producir alogia. Personas con problemas neurológicos como la demencia, que implica una degeneración del cerebro, y los daños que resultan de los ataques cerebrovasculares también pueden resultar en la alogia.

En este marco, la alogia es un síntoma asociado a la lógica, la capacidad de vincular el pensamiento, inhibirlo y gestionarlo conscientemente. Una de sus causas está relacionada a una disfunción en la síntesis de dopamina en la vía mesocortical del cerebro. En este caso, no se recibe suficiente cantidad de esta sustancia. También puede producirse debido a la presencia de lesiones en las áreas cerebrales vinculadas con el lenguaje.

Cómo se maneja la alogia

Se atiende con un profesional de salud mental primeramente para poder evaluar a la persona y la atención que necesita, dijo Santiago López. Sin embargo, es indispensable que se atienda con un equipo multidisciplinario. Es importante tener una evaluación psicológica que vaya de la mano de la terapia del habla y el lenguaje. Depende de lo emocional, social y cuán comprometida esté la persona.

Es necesario que se implementen ejercicios de relajación y respiración para que la persona pueda trabajar con su dificultad. La idea es que la persona pueda organizar las ideas y desarrollarlas correctamente. 

Según la experiencia de Santiago López, muchos de los referidos vienen ya con tratamientos de salud mental. Aún así si fuese una persona que llega directamente al patólogo del habla sin consultar a un experto de salud mental, luego de la evaluación se le hace un referido a un experto de salud mental para trabajar en conjunto. 

Por su parte Tirado Morales mencionó que es indispensable estar atentos a la calidad de esa expresión. Muchas veces la alogia pasa desapercibida, opinó. Alertó que todos los síntomas negativos son esenciales para identificar a pacientes que presentan indicios de esquizofrenia, condición que se puede identificar antes de desarrollarse completamente. 

Síntomas como la alogia se dan mucho antes del diagnóstico e incluso tener la esquizofrenia completa”, indicó Tirado Morales.

El doctor explicó que hay veces que si es primaria, es decir ya se tiene la esquizofrenia que produce la alogia, se puede tratar con medicamentos. Si es secundario, es decir una depresión severa, la alogia tarda más en evidenciar reducción, pues depende del manejo de la condición de salud mental. Si es una situación neurológica como en el caso de la demencia, hay medicamentos que previenen el avance o el empeoramiento de ello.

Santiago López insistió que en una mayor educación sobre el tema para preparar a los padres, madres y encargados de los menores a estar pendientes de los síntomas y buscar ayuda.