Hoy, miércoles a las 3:00 pm, estaremos conversando por Facebook Live con la Dra. Naylu Martínez, médico y trabajadora social, y con Bárbara J. Figueroa, periodista y madre, sobre qué hacer cuando la Navidad afecta las emociones de los niños, gracias al apoyo de FHC First Healthcare. ¡Sintoniza a través del Facebook de Es Mental o de FHC – Salud Mental!

Contrario a lo que muchos puedan pensar, la Navidad no es color de rosa para todos los niños, sobre todo para los que tienen familias separadas. 

Así lo explicó a Es Mental la doctora Naylu Martínez, médico y trabajadora social clínica, quien ha podido observar a través de su práctica cómo esta época puede ser una de mucha ansiedad para algunos niños.

“Es el caso de los niños y jóvenes que están en familias separadas, por ejemplo, mi papá vive en Estados Unidos o vive con otra esposa u otra pareja, y durante todo el año no me buscó o fue bien irregular con el child support. Estos jóvenes y estos niños, que los tenemos bien frecuente en consulta, para ellos el mes de diciembre es un mes bien ansioso. ¿Por qué? Porque relacionan el mes de diciembre con el mes de los regalos y de supuestamente una unión familiar que ellos no tienen”, expresó Martínez.

Agregó que producto de estas situaciones se ven crisis en niños y jóvenes, a pesar de recibir regalos de algunos miembros de la familia y de la escuela.

“Porque aún teniendo los regalos, dependiendo de la edad, porque mamá, quizás pueda suplir esa necesidad, o llegan regalos por la escuela o algún otro mentor o un abuelo, ellos saben que no necesariamente el regalo está llegando de parte de ese ser querido”, dijo.

Aclaró que también se ven casos a la inversa, donde es mamá la que decidió separarse e irse. También, hay situaciones donde el padre o la madre no buscó al menor durante todo el año y llega en Navidad a darle un regalo.

“Esas cosas son bien comunes y claro que se va a afectar la estabilidad emocional de los menores y de los jóvenes porque básicamente en terapia y a nivel escolar siempre se les va a enseñar la importancia de la familia, cómo la familia influye en el desarrollo de tu autoestima, del autoimagen. El concepto que yo me voy forjando de mí misma siempre va a estar estigmatizado por lo que yo estoy viendo de papá y de mamá”, sostuvo.

Martínez recomendó a los padres estar atentos a los cambios en el patrón del sueño, si duermen mucho o si no están durmiendo, o cambios en el comportamiento. También el que un menor no quiera ir a la escuela es una “bandera roja” de que algo le ocurre y hay que investigar, alertó.

Hizo hincapié en que cuando un menor verbaliza que no quiere vivir, hay que buscar ayuda de inmediato con un psicoterapeuta, un psicólogo infantil, y si es una crisis llamar a la Línea PAS o llevarlo donde un médico de confianza que lo refiera a un proveedor de servicios de salud mental.

Por otro lado, la trabajadora social clínica mencionó la importancia de fomentar que no se debe esperar al mes de diciembre para dar un regalo y compartir con los seres queridos.

También mencionó que hay una población que no celebra la Navidad, por cuestiones religiosas o porque se encuentran pasando por un duelo, por lo que exhortó a ser empáticos, sobre todo con los niños y jóvenes en el entorno escolar.

Otras situaciones que se viven en Navidad

Por la naturaleza de su trabajo, el mayor reto de Bárbara J. Figueroa, periodista y madre, es el factor tiempo. La madre de Dario (18), Rodrigo (2) e Isadora (6), tiene que dividirse para atender las necesidades de los tres y al mismo tiempo cumplir con sus responsabilidades laborales, las que incluyen trabajar días festivos y feriados.

Figueroa trabaja de domingo a jueves. Los viernes, su día libre, aprovecha para buscarlos a la escuela, contó a Es Mental.

“Para mí los viernes son de ellos y si planificamos algo es en familia”, aseguró la periodista, quien cuenta con el apoyo de su madre para el cuidado de sus hijos.

También procura hacer cosas con cada uno individualmente, dijo.

Figueroa, quien lleva 21 años trabajando en el periodico Primera Hora, aseguró que para sus hijos la Navidad es alegría, pero la llegada de la pandemia les cambió parte de la celebración. Y es que antes acostumbraban a hacer un viaje familiar para esta época pero desde que comenzó la pandemia no lo han podido hacer. 

Figueroa aseguró que la comunicación ha sido vital para que sus hijos sepan, que a pesar de que no han podido hacer ese viaje, ya tradicional para ellos, están en familia y aún la pandemia no ha terminado.

¿Y cómo maneja el trabajar fechas importantes?

“De ordinario un 25 (de diciembre) abrimos los regalos con los nenes y yo me voy a trabajar”, dijo.

Sin embargo, esta Navidad los días festivos coincidieron con sus días feriados, así que no tendrá que abrir los regalos con sus hijos y luego salir a trabajar.

Como le ha tocado vivir a la periodista, otros profesionales como los primeros respondedores, también han dejado o tienen que dejar a sus seres queridos en días importantes para poder cumplir con sus labores. Ante esta realidad, la Dra. Martínez sostuvo que los padres deben entender la importancia de buscar espacios de calidad. 

“Si, por ejemplo, a mi me toca trabajar 24 y 31 (de diciembre) hasta altas horas de la noche. Pues yo tengo que valorar que quizás el día que tengo libre no es el día para lavar, planchar, hacer quehaceres, hacer otras diligencias. Ese día es exclusivo para mis hijos”, explicó,

También, dijo que se les debe explicar a los hijos la situación, pero que han separado un día exclusivo para ellos.

“Nosotros, como papás nuevamente, que lo hemos visto muchas veces, llevamos a nuestros hijos al parque, pero no nos despegamos de las tareas, de la laptop, del celular. No, el día de las horas del parque, yo tengo que dejar todas esas cosas, las tareas, apagar el teléfono, si se puede, porque ese es el día exclusivo para mi muchachito, para yo compartir con él, para que ese niño no resienta, que el día, supuestamente,  la sociedad me ha enseñado que es el día de unión, mi papá y mi mamá no están conmigo”, puntualizó.