La bienvenida a un año nuevo es, a menudo, relacionada con reformular y con el deseo de transformar la vida por medio de resoluciones. 

No obstante, según dos expertas en salud mental consultadas por Es Mental, la introspección que caracteriza a este periodo debe hacerse a través de todo el año. 

 

Publicidad

De acuerdo con la coach de bienestar y psicóloga industrial, Yarizel Rodríguez Rodríguez, la introspección es un acto de autoevaluación, que ayuda a que las personas obtengan autoconocimiento, y, a su vez, puedan llegar a tener un cierto nivel de autocontrol sobre ellos mismos y sus emociones.

“Una persona que no genere introspección no puede crecer más allá de lo actual. Uno debe hacer ejercicios de introspección a través de todo el año. Es la única manera para reformularse”, sostuvo Rodríguez Rodríguez.

Por su parte, la psicóloga clínica Yashira Brito Morales aseguró  que la cercanía del año nuevo es buen momento para analizar lo que se hizo bien los años previos y realizar esa ruta para hacer todo aquello que no se logró en el año que está por culminar.

Brito Morales describió este proceso como uno de “liberación de todo al año anterior”, y puntualizó que lo más importante es contar y confiar en nuestro proyecto de vida, sin expectativas. 

¿Cómo ejercer la introspección?

Según Rodríguez Rodríguez, lo primero a tomar en cuenta al iniciar el proceso de la introspección es asegurarse que sus metas o resoluciones se puedan redactar y sean explicables. 

Por eso, recomendó practicar a solas, con ayuda de un buen libro o junto a un profesional.

“Es importante tener claros sus valores personales”, expresó Rodríguez Rodríguez entre sus sugerencias para establecer las resoluciones.

Por otro lado, la también programadora de neurolingüística explicó que un factor para considerar es constatar de dónde nace su resolución.

“Las emociones son energías y las energías tienen vibraciones, algunas más altas que otras. Uno tiene que pensar en qué tipo de frecuencia le genera el sentir que siembra esa meta. ¿Es alta o es baja?”, precisó Rodríguez Rodríguez al detallar que la importancia de evaluarlo antes de categorizarlo como una “meta”. 

 A su vez, la especialista en trastornos de ansiedad y pánico Brito Morales detalló que muchos le dan prioridad a lo que se quedó en el año pasado, en lo que no se pudo hacer, sin tomar en cuenta que no todo se puede realizar en un año y sin apreciar lo que sí se realizó.

Incluso, Brito Morales articuló que, a menudo, los problemas mayores recaen en que las personas crean expectativas a través de las resoluciones que resultan en desilusiones, debido a que no se enfocan en lo tangible y lo factible. 

“Se tienen que enfocar en lo que sí se puede lograr, estar consciente que no se van a cumplir al pie de la letra. No deben ser tan exigentes con las expectativas porque van a haber dificultades en la vida”, señaló Brito Morales. 

Sin embargo, la psicóloga clínica añadió que se debe de ser persistente y dedicar tiempo semanal a analizar lo que se quiere lograr y lo que se ha hecho para cumplir con ello. Aconsejó, además, pensar en qué ha funcionado y qué no ha dado frutos. 

Resoluciones recomendadas 

Plantearse proyectos a corto plazo, que sean de motivación y de importancia para el individuo figuraron entre las propuestas principales de la psicóloga clínica Brito Morales. 

Especificó la esencialidad de contabilizar y analizar los recursos con los que se cuentan para realizar las metas establecidas en las resoluciones. 

“Cada cual se debe de establecer pequeños objetivos y visualizar las metas alcanzadas porque puedo decir que quiero rebajar, pero no tengo ni siquiera los tenis en el clóset”, exaltó Brito Morales. 

De igual forma, una publicación titulada Para tener éxito en su propósito de Año Nuevo también clasificó el “ser realista” y trabajar en una meta a la vez como un paso importante a ejercer el cambio deseado. 

Por otro lado, el escrito realizado por el Programa Mejora de la Calidad de Atención Médica iniciado por el Centro Medicare de Servicios Medicaid (CMS), optó por centrarse en cambios que traigan el bienestar corporal para mejorar la salud.

De manera similar, Rodríguez Rodríguez expresó su preocupación por el deterioro de la salud mental en la isla, por lo que sugirió que en la lista de resoluciones se incluya el cuidado de la salud mental y emocional.

“En momentos como ahora donde impera la incertidumbre es bien fácil irse hacia el lado de la ansiedad o las adiciones; a veces, dependencias que son normalizadas socialmente”, afirmó Rodríguez Rodríguez al detallar el posible deseo de muchos por adormecer lo que sienten.

Por su parte, el equipo de CMS argumentó en el texto que, al realizar cambios fijados en la salud, otros beneficios llegarán como resultado. 

“Que la resolución no se quede en la jarrita. Nos quedamos mucho en los rituales que crean un sentido de seguridad, pero no pensamos en el caminar ni en cómo lo vamos a hacer”, puntualizó Brito Morales.