Con el fin de año algunas personas se proponen hacer listas para enumerar las resoluciones de cara al próximo año. Sin embargo, algunas de estas se comienzan, pero nunca se culminan o simplemente se olvidan en un papel.

“No se puede pretender hacer un checklist de cosas si no se está conectado con lo que realmente se quiere. Así que antes de hacer una lista, la pregunta debe ser ‘¿Qué realmente yo quiero?’. Cuando haces esta pregunta, la mayoría de las personas no sabe qué quieren, porque el adulto pasa por tantas cosas que hasta pierde el sentido de soñar’’, dijo Morales.

Pese a que muchas personas tienen sus propósitos de año nuevo para el fin de diciembre, solo un 12 ciento de estas logra cumplir sus resoluciones y sobre esto arroja luz un sondeo de la Universidad de Hertfordshire en Reino Unido de la autoría del profesor de psicología Richard Wiseman.

La investigación plantea, asimismo, que los hombres tienen un 22 por ciento más de probabilidad alcanzar las metas, siempre y cuando las anoten. Mientras que las mujeres tienen un 10 por ciento de probabilidad si las llegan a compartir con amigos y familiares.

La psicóloga Nelmaris Hernández explicó que, según otras encuestas, muchas personas fracasan en el intento por razones como: la falta de metas realistas y el rastreo de progreso sobre estas metas trazadas.

“Para el 2023, la literatura encontrada, dice que el 87 por ciento de los participantes [de un sondeo de la Universidad de Brístol en Inglaterra) estaban seguros de cumplir sus resoluciones al inicio del 2023, sin embargo, en este último mes el 22 por ciento de estas personas, ya para febrero, no las estaban poniendo en práctica’’, enfatizó la psicóloga sobre los hallazgos del estudio, que apuntan a que los individuos ni siquiera llegan a mitad de año con las resoluciones puestas en acción.

Junto a la licenciada Daybelis Bonilla Alers, especialista en consejería psicológica, las profesionales compartieron con Es Mental estrategias de la psicología para despedir el año con entusiasmo y recibir los próximos meses en bienestar emocional y logrando efectivamente las metas propuestas.

Algunas de las estrategias recomendadas para las resoluciones

Como primera estrategia, la licenciada Bonilla Alers, mencionó en utilizar este momento para reflexionar sobre qué prácticas de autocuidado se están llevando a cabo en el presente: si se desean otras y si hay satisfacción por esto. Explicó que este proceso puede ser esencial a la hora identificar cuáles son las necesidades individuales.

En segundo lugar, la psicóloga Hernández aconsejó a las personas a crear un vision board o una pancarta visionada para visualizar los anhelos y nuevas metas por desarrollar, que sean realistas y se dividan por categorías, como lo son los planes profesionales, familiares y de pareja.

En tercer lugar, Hernández dijo que la despedida de año, puede ser el momento adecuado para hacer una carta de adiós a los 365 días del 2023: Con el fin de identificar las fortalezas nuevas desarrolladas en los pasados meses y las áreas de mejoría. De no saber cuáles son, se podría hacer una actividad familiar en la que se ayuden mutuamente a reconocerlas.

Para la cuarta estrategia, la psicoterapeuta Vázquez Morales, propuso reconectar con lo que se quiere a nivel personal para el crecimiento emocional o personal. Es decir, reconectar con los deseos individuales para lograr un cambio espiritual, emocional o de otro tipo.

“Es un proceso de autoescucha y conectar con lo que tú deseas’’, subrayó la psicoterapeuta.

Como quinto punto, las tres especialistas coincidieron en dar paso a la gratitud y reflexionar sobre lo que se agradece de cara a la de despedida de año, ya que cada nueva temporada navideña puede ser diferente por la falta de seres queridos.

Perdonar es otro tema que no debe dejarse de un lado al cerrar el año, pues aunque para algunos parezca complicada, es un acción necesaria.

“A veces no entendemos por qué lo necesitamos, pero el darlo nos beneficia, porque estamos soltando una situación no resuelta del pasado. El perdón nos libera de continuar viviendo en el paso’’, finalizó Hernández.