Existen distintos rituales que se pueden hacer para darle la bienvenida al Año Nuevo y dejar atrás las energías no positivas que afectan la calidad de vida, según expertas en astrología. 

La psicóloga holística Ligia Chiqués recomendó que cada individuo se deje guiar por la intuición al pensar en la práctica que desea realizar y cómo hacerla.

Propuso como práctica hacer una resaca y limpiar la casa. Incluso, recomendó barrer y luego pasar con un sahumerio o incienso tal como la salvia o la lavanda desde el lado izquierdo al derecho de la casa y despedirse de las energías.

“Cada cosa que botes puedes materializarla y decir: ‘Con esto voy a botar el coraje, la frustración’, para hacerla también mental, emocional y espiritual’”, expuso Chiqués.

Chiqués también ideó un baño con flores para limpiar las energías con una mezcla propia que contenga rosas, lavanda, menta, canela, miel, entre otros, en conformidad con lo que cada cual tenga disponible.

Incluso, propuso hacer una lista con todas sus intenciones y deseos para el año entrante y  prender una vela, de acuerdo con lo que significan los distintos colores.

“Aquellas blancas son para la claridad, azul es para la paz, la roja es para la pasión, verde para la salud, amarilla para la abundancia, anaranjada para la inteligencia”, apuntó Chiqués.

Recomendó además poner la lista debajo de la vela antes de prenderla o ubicar las resoluciones en un mismo lugar todo el año.

La Era de Acuario

Tras los desafíos del año 2020, donde predominaron los planetas Saturno y Plutón, llegó un cambio de elemento para darle la bienvenida a los signos de aire y a la Era de Acuario, según las astrólogas Chiqués y Andrea González Lobo.

La publicación titulada Era de Acuario realizada por la doctora en física Elsa M. Glover detalló que el proceso del cambio a Acuario significa que una banda de influencia solar hizo contacto con la constelación de Acuario, de modo que, la influencia del signo comienza a ser sentida por las personas.

A pesar de que la llegada de la Era de Acuario es un tema controversial, debido a que muchos astrólogos están en desacuerdo sobre su fecha exacta, ambas astrólogas entrevistadas confirmaron que este año surgirá el cambio de elementos también conocido como la Gran Mutación.

“Ahora quitamos el exceso de tierra que tiene que ver con el consumerismo, el poder y el materialismo”, puntualizó Chiqués al describir cómo con el elemento tierra se disparó la revolución industrial.

Este 2020 es la crisis que necesitábamos para despertar e iniciar un gran cambio. Todos los astrólogos sabíamos que este año era de suma importancia», dijo por su parte la astróloga Andrea González Lobo.

El cambio de signo representa un cambio en frecuencias. Por esto, la Era de Acuario presentará una visión circular y menos piramidal.

“Estábamos en una era de jerarquía de poderes y ahora se va a reformular todo hacia la solidaridad. Acuario busca el que todos tengamos y seamos iguales”, estableció Chiqués al también aclarar que los hallazgos de su lectura no quieren decir que este va a ser un periodo utópico.

La Era de Acuario quiere decir espacial, libertad e independencia, cambios a nivel social y político. 

“Tenemos que fomentar más lo femenino, estar más conectados con las emociones, fluir y seguir buscando la igualdad de género. Esto traerá mas balance. La era de Acuario representa la libertad, solidaridad e independencia», expresó González Lobo.

De igual manera, Chiqués explicó que con la llegada del signo de aire, se les dará importancia a los pensamientos, las ideas, la comunicación, los avances tecnológicos y al bien comunitario.

“Los nodos géminis-sagitario nos están diciendo que tenemos que salir de una educación obsoleta y empezar a enseñar otro tipo de materias como la inteligencia emocional, la espiritualidad, la nutrición, entre otros», expresó González Lobo.

La última luna llena

La última luna llena del año 2020 fue el pasado 29 de diciembre de 2020. Este ciclo lunar fue fijado en el signo Cáncer y se llama un plenilunio de Capricornio porque siempre tiene que estar presente el signo opuesto con el Sol.

“Las lunas llenas nos hablan de buscar un equilibrio interno. Siempre va a revelar o iluminar algo que vaya a estar oculto”, especificó Chiqués.

Sin embargo, la experta en astrología estipuló que esta  luna sugiere hacer un balance entre la casa y todo lo que uno quiere alcanzar.

Chiqués reveló que se va a cerrar el año con muchísima emotividad, vulnerabilidad, nostalgia, “sentimientos a flor de piel” y que se pudiese prestar al sentirse temperamental.

No obstante, sugirió que la luna llena se debe de recibir en agradecimiento a las lecciones que nos brindó el año que culmina.

El impacto de la localización de los planetas

“Cuando entró Urano en Tauro surgió el terremoto en Japón”, recordó Chiqués al establecer que desde el 2018 hasta el 2026, el planeta Urano estará en el signo de Tauro.

La especialista en psicología holística narró que Tauro es tierra y Urano tiene que ver con lo imprevisto, lo inesperado y las sorpresas.

De igual forma, González Lobo precisó que quiere decir que va a haber una reformulación en cuanto a cómo se maneja el dinero; surgirá una crisis o una ruptura.

Por otra parte, desde el 2011 hasta 2025, Neptuno estará en Piscis. Con esta unión, en conformidad con las palabras de las expertas en la astrología, surge ese movimiento hacia todo lo que tiene que ver con la espiritualidad, lo esotérico, la astrología; habrá una reformulación de la espiritualidad.

“Neptuno en piscis nos ayuda a ser más empáticos y a conectar con la intuición”, sostuvo González Lobo.

Además, Chiqués mencionó que Plutón está en Capricornio desde el 2008 cuando empezó la crisis financiera global. La también lectora de Tarot destacó que Capricornio es la transformación ante las grandes dificultades.

Mientras, Júpiter el planeta benefactor, de la alegría y de la autoridad, entró en Acuario e invita a la expansión de la esencia y las personas, específicamente aquellos del signo zodiaco acuario.

De igual manera, en el 2020 Saturno entró en Acuario y anunció un deslumbramiento que considerar ir más allá de los propios límites.

“La humanidad ya está harta de las dificultades económicas, el Saturno en Acuario ayuda a pasar a otra vibración completamente distinta que reformulará la realidad de muchos”, declaró Chiques al exponer la relación entre la posición de los planetas y la vida terrestre.

*Esta nota fue actualizada el 31 de diciembre de 2020 a las 7:25 pm.