El camino a la integración de la psicología como parte del cuidado primario en el sistema de salud en la isla, poco a poco sigue cobrando importancia y algunos profesionales hoy han logrado llegar a escenarios en los que no habían estado por mucho tiempo. 

Así se demostró en la conferencia magistral Psicología todo terreno: Perspectivas de psicología de la salud integrada al cuidado primario durante la más reciente edición de la convención virtual Asociación de Psicología de Puerto Rico. 

A cargo de la psicóloga clínica, Nydia M. Cappas Ortiz, en el encuentro se reforzó la importancia de incorporar la psicología como parte de la medicina primaria, catalogando la profesión como un “vehículo, que sirve para circular zonas escarpadas” y que, con el tiempo, ha logrado la integración en escenarios hospitalarios, a través del adiestramiento al personal médico, y entrando a la comunidad. 

“Estamos abriendo caminos y entrando a escenarios en donde no hemos estado por mucho tiempo o nunca hemos estado. El camino puede ser escabroso, pero los pacientes y el sistema de salud nos necesitan mucho’’, explicó la doctora. 

Como parte de la presentación, Cappas Ortiz presentó el testimonio de doctores y psicólogos, quienes trabajando en conjunto son testigos de los resultados en los pacientes. Este grupo de profesionales, también, compartió los retos experimentados. 

En una breve intervención, la subdirectora de la clínica Costa Salud Community Health Centers en Rincón, Laura Quiñones, explicó cómo este centro de salud maneja la fusión de medicina y psicología.

“Uno de los retos que hemos tenido es lograr la integración de lo que es la salud física con la salud mental, que es sumamente importante. Nosotros en Costa Salud tenemos un Departamento de Salud Conductual, que desde 2014 se ha estado desarrollando. Hay que entender que no podemos separar la salud física de la salud mental, no podemos despegar la cabeza del cuerpo y es importante que, cuando se necesite esa necesidad en salud primaria, logremos tener acceso de manera inmediata”, compartió. 

Como mito tradicional, en temas de psicología y salud, se derribó la idea de que los profesionales de la medicina no “quieren a la psicología”. La perspectiva fue abordada por la doctora Zullimary Rodríguez Galarza, del Mayagüez Medical Center.

“Me parece excelente esa integración de los servicios de psicología con la medicina primaria, ya que nos ayuda en ese aspecto de su condición mental, porque es importante que el paciente tenga una buena condición mental para que pueda manejar sus condiciones crónicas de salud”, compartió. 

Rodríguez Galarza aseguró que en un año tan fuerte como el 2020, tras el inicio de la pandemia por COVID-19, los profesionales de la conducta humana fueron pieza clave en el apoyo emocional a los pacientes que, ante la situación, no podía tener contacto con su familia. 

“Tener el servicio de psicología, estando con ellos todos los días, ayudó a manejar la ansiedad y las preocupaciones de los pacientes. Fue de gran ayuda”, sostuvo. 

Por su parte, la interna doctoral de psicología del Mayagüez Medical Center, Nicole Ryan, señaló que “la resistencia es una respuesta natural ante el desconocimiento del modelo, rol del psicólogo, los beneficios para el paciente o la ventaja para el equipo médico”.

“Una vez ven cómo es la sesión y cómo es de beneficio para ellos y el paciente, (los médicos) tienden a dar la luz verde y referirnos muchos casos”, concluyó.

Cappas Ortiz utilizó el espacio para aclarar que el modelo de integración no habla de sustituir el rol de psicólogo o su especialización y que, por el contrario, se busca “añadir un escalón” a la profesión. 

“Trabajamos desde la prevención y como primer nivel en intervención. Capturamos a esas personas a tiempo y esto evita sobrecargar el resto de los sistemas”, añadió. 

Enumeró varios puntos para que la psicología todo terreno pueda continuar abriéndose camino en la salud primaria, como fomentar el liderazgo entre los psicólogos. 

“Debemos vernos como líderes y jefes, pues estamos acostumbrados a vernos como proveedores, pero no como líderes o jefes de centros. Nosotros tenemos todas las destrezas”, explicó. 

Por otro lado, apuntó a estar conscientes de los cambios, ya que además de basar la práctica en evidencia, es importante sumergirse en investigaciones de nuevos contextos. 

También en siempre priorizar la accesibilidad al paciente, especialmente al fungir como herramienta para el manejo de alguna crisis. De igual modo, estar conscientes de los cambios actuales y compartir con otros colegas cómo se están integrando en la salud primaria.

“Al final del día, lo más importante de ser todo terreno, es llegar, sin importar la dificultad. Tenemos que desarrollarnos como un vehículo todo terreno, que se atreve a llegar a donde hace falta y si queremos hacer el cambio y contribuir a la salud mental del País, tenemos que atrevernos a liderar, retar, colaborar, innovar y abogar por lo que nos hace falta para hacerlo”, culminó Cappas Ortiz.