Profesionales de la salud y pacientes con endometriosis alzan su voz para pedir el apoyo al Proyecto del Senado 1204, que busca proveer parámetros para el desarrollo de campañas educativas y de concienciación de la condición, asegurar el acceso a los servicios de salud necesarios para pacientes con endometriosis y la cobertura de los tratamientos.

A nivel mundial, una de cada 10 mujeres y adolescentes tiene endometriosis y aproximadamente son 176 millones de mujeres en el mundo, según la Fundación Puertorriqueña de Pacientes con Endometriosis.

La doctora Idhaliz Flores, profesora en la Ponce Health Science University y pionera en la investigación médica de la endometriosis en Puerto Rico, explicó que la endometriosis es una condición ginecológica muy común. Sin embargo, no se habla mucho de ella en nuestra Isla. 

La misma se caracteriza por dolor pélvico, asociado al ciclo menstrual, generalmente en el primer-segundo día del ciclo. En ocasiones no necesariamente está asociada al ciclo, por tanto se convierte en un dolor pélvico crónico, y algunas pacientes con endometriosis también pueden enfrentarse a la infertilidad.

Según Flores, no se puede saber a ciencia cierta cuántas mujeres padecen de endometriosis, pues para diagnosticarla se utiliza un proceso quirúrgico que permite certificar que la mujer tiene endometriosis.

En entrevista con la investigadora, compartió a Es Mental que en Puerto Rico se estima que existe una prevalencia de siete de cada diez mujeres padecen de endometriosis, es decir 75,000 mujeres que la padecen.

Flores fue quien, precisamente, propuso el Proyecto del Senado 1204 en el año 2023, cuyo  propósito es enmendar artículos de la Ley Núm 82 del 5 de mayo de 2006, que declara a marzo como “El Mes de la Concientización Sobre la Endometriosis’’.

De acuerdo con la doctora, Bárbara Barros, psicóloga clínica, uno de los pilares del proyecto es promover la educación porque los síntomas de esta condición están relacionados al ciclo menstrual, lo que hace que lo vean como algo “normal” y que “pasa en todas las personas menstruantes”. 

Por tanto, existe mucha invalidación y se minimizan los síntomas constantemente. “Y además de los síntomas físicos, el síntoma persé, más la experiencia de tenerlos y ese feedback que se pueda recibir del entorno, puede producir síntomas en el estado de ánimo”.

Según la psicóloga, entre estos se ha visto la tristeza, estado de ánimos deprimidos y el impacto en las relaciones interpersonales.

Y particularmente, ha visto en la práctica clínica, es que los síntomas y el malestar lo tenían desde adolescentes, y al tener un entorno el cual normalizaba e invalidaba sus señales, se atrasaron en recibir un diagnóstico certero y, por tanto, un tratamiento temprano.

“Necesitamos educar a la población sobre este tema y que las personas sepan que la menstruación no es sinónimo de incapacidad, que eso no es normal. Y si tú tienes un dolor que es incapacitante,y como yo digo, la estás pasando mal con tu menstruación, pues es importante una evaluación médica”, sostuvo Barros.

Protección laboral para pacientes con endometriosis

Otro de los puntos relevantes del proyecto se transfiere al área de protección laboral. Siendo esta una de las mayores preocupaciones de las pacientes.

A raíz de los síntomas insoportables pueden verse muchas ausencias y verse en la necesidad de irse temprano del lugar de empleo, perdiendo así horas y por tanto parte de su sueldo.

“Actualmente en los trabajos está el recurso de acomodo razonable, pero inclusive hasta con eso hay personas que piensan que es específico para algunas condiciones”.

Con esto, las especialistas coinciden que el aspecto educativo y de protección laboral van muy de la mano.

Como tercer punto, Flores destacó que se trata de la cobertura de los planes médicos en los tratamientos. Actualmente existe una problemática en la cual la mayoría de los tratamientos disponibles son hormonas, como las pastillas anticonceptivas y otros son más costosos como los inyectables, utilizados por un periodo de tiempo.

“Y vemos una problemática con la cobertura de los planes médicos. Entonces, si queremos ayudar a estas mujeres a lograr una calidad de vida, que no sigan faltando a sus trabajos, porque ellas sí quieren ser productivas, ellas si quieren una solución a su problema, y la solución no es darle tres días libres para que no vayan a trabajar. La solución es conseguirle el acceso a estos tratamientos”, aseguró. 

Exhortan a apoyar esta medida

A las pacientes diagnosticadas o con sospecha de padecer de la condición, la doctora Flores exhortó a que levanten la voz, creen conciencia del impacto físico y emocional de la condición, y del impacto económico de los tratamientos. 

Según las profesoras de la Ponce Health Science University, una de las formas en que pueden apoyar el proyecto es que las pacientes de la condición cuenten sus experiencias con la endometriosis mediante un memorial. 

Es decir, un escrito en el cual resuman su experiencia y que se comuniquen con las comisiones de salud y de derechos humanos y asuntos laborales.

‘Esto es bien importante porque, por los procesos legislativos, si esta ley no se llega a aprobar antes de junio, entonces, tenemos que empezar de cero”, destacó Flores.