Es tradición cada 5 de enero buscar una cajita de zapatos viejos, llenarla de yerba y ponerla debajo del árbol de Navidad o de la cama para que así los camellos de los Tres Reyes Magos tengan algo de comer a su parada en cada casa. 

Cada 6 de enero muchas familias boricuas se reúnen con ilusión para celebrar la llegada de los Tres Reyes Magos del Oriente. Los Reyes han formado parte de la cultura puertorriqueña por años y  podemos verlos representados en los villancicos navideños y en la talla de madera de los artesanos. 

Se dice que los Reyes Magos vienen desde el Oriente siguiendo una estrella para dejar un regalo en las casas donde los niños se hayan comportado bien durante el año. Si bien el 6 de enero es un día que se celebra en grande, ¿te has preguntado el origen de los Tres Reyes Magos? 

Según un artículo de la psicóloga Laura Rodríguez para La Mente es Maravillosa, los Reyes primero aparecieron en el Evangelio según San Mateo (capítulo 2, versículos 1-12) en donde nombra a  los reyes, sin especificar nombres ni datos concretos. Solo cuenta que cabalgaron con sus camellos por el Oriente, siguiendo una estrella que los condujo al “rey de los judíos”, Jesús de Belén, a quien le presentaron ofrendas por su nacimiento (oro, incienso y mirra). 

Fue en siglo III que se reconoció que eran tres. El escritor y teólogo cristiano, Orígenes, fue quien propuso que fueran tres magos, ya que fueron tres ofrendas que se le hicieron a Jesús.  

Luego en el siglo VI aparecieron sus nombres por primera vez. El historiador Agnello en su obra Pontificalis Ecclesiae distingue a el trío como Melchor, Gaspar y Baltasar.  

Con el tiempo, las personas comenzaron a representar a los Reyes Magos con las tres razas más prominentes en la Edad Media, de tal forma que el rey Baltasar representa a los africanos, el rey Melchor a los europeos y Gaspar a los asiáticos.  

Pero, ¿cómo llegó la tradición de los Reyes Magos a Puerto Rico? Según expone Rodríguez en su artículo, la tradición de los reyes comenzó primero en España en el siglo XIX, como una fiesta infantil en donde homenajeaban a el Santo Nicolás. Luego para el 1866, cuando se celebró la primera cabalgata de los Reyes Magos en Alcoy Alicante, fue ahí cuando se comenzó a expandir la tradición por varios países, especialmente países hispanos que estaban bajo mandato español. 

Según el historiador Luis González Valdés en un artículo para EFE, en Puerto Rico el mejor exponente de esta celebración tiene lugar en el municipio de Juana Díaz, cuya tradición se remonta al año 1883, cuando llegó a la localidad puertorriqueña, al sur de la isla, el sacerdote español Valentín Echevarría, que el 6 de enero de 1884 organizó el primer desfile de Reyes.

Desde entonces, familias puertorriqueñas disfrutan de esta tradición en el país con las navidades mas largas del mundo, que comienzan justo después del Día de Acción de Gracias y termina con las Fiestas de la Calle San Sebastián en el Viejo San Juan.