Hoy, miércoles a las 3 p.m., conversaremos por Facebook Live con la doctora Antonia C. Novello, ex cirujana general de los Estados Unidos, sobre la crisis de apoyo para los adultos mayores en Puerto Rico y las alternativas para lidiar con la situación, gracias al apoyo de FHC First Healthcare. ¡Sintoniza a través del Facebook de Es Mental o de FHC – Salud Mental!

La doctora Antonia C. Novello, ex cirujana general de los Estados Unidos, aseguró que es necesario que se conozcan y se discutan las realidades de los adultos mayores en Puerto Rico para que se puedan tomar medidas para atender los problemas de mayor urgencia que aquejan a esta población.

Según la doctora, en Puerto Rico el envejecimiento de la población es una realidad, que tiene cara de mujer (la mayoría son mujeres) y que continuará aumentando con los años.

“Tú no puedes actuar (para mejorar) las necesidades de nada si no conoces el problema. Mientras no los discutas, entonces, lo que tenemos es una población que ya vivió, disfrutó y ahora es mi tiempo. Eso es parte del problema”, sostuvo en entrevista con Es Mental.

Novello mencionó que Puerto Rico es el octavo país en el mundo con el mayor número de adultos mayores. Agregó que el 28% de las personas tienen  60 años o más y el 9% de las personas tienen 80 años o más. 

“Te das cuenta de que esto es irreversible, que es continuo, primero, por los avances en la ciencia, segundo, por la disminución en los nacimientos en Puerto Rico, tercero por las muertes que se controlan (las personas viven más) y, cuarto, por la migración”, dijo al tiempo que agregó que tras el huracán María se dio esta migración, sobre todo de personas jóvenes.

No prestamos ninguna atención a cosas que están allí continuamente en tu cara y no nos estamos preparando para el futuro”, sostuvo.

Pocos los adultos mayores con empleo

Por otro lado, Novello mencionó que solo el 12% de los mayores de 60 tiene un empleo en la Isla . “¿Y quién va a hacer el trabajo, los que se fueron?”, cuestionó al hacer referencia a las personas que han emigrado.

No estamos lidiando con el problema de la empleomanía del que se quedó, que aún está hábil”, agregó al hacer alusión a los adultos mayores que pueden ser parte del mundo laboral.

La ex cirujana general de los Estados Unidos indicó que el 80% de las personas de 60 años o más vive del seguro social, el 42% vive del PAN, el 30% de pensión y un 7% tiene dinero en efectivo para cubrir sus necesidades.

De otra parte, indicó que el 5% de los abuelos en PR tienen nietos menores de 18 años  que viven con ellos y el 1.6% está totalmente a cargo de los mismos.

“El único empleo que nos dan después de los 60 es el de abuelo”, sostuvo.

A juicio de la doctora, la población de adultos mayores en la Isla es una solitaria, aislada, pobre, que enfrenta faltas de respeto y hacia su dignidad y que en su mayoría vive en zonas rurales.

Sus expresiones con cónsonas con las de José Acarón, director de la Asociación Americana de Personas Retiradas (AARP, por sus siglas en inglés), quien previamente manifestó a Es Mental que el discrimen por edad, también conocido como edadismo, da paso a que esta población experimente aislamiento social, violencia y maltrato, explotación financiera y baja autoestima. 

«Esto va a tener efectos como la depresión y hasta vivir 108 años menos porque tiene un impacto directo en todo«, dijo Acarón. 

Con el envejecimiento población el tema del edadismo se ha convertido en un problema mundial y que la Organización Mundial la Salud vigila de cerca desde la pandemia por COVID-19, luego del coronavirus destapara que 1 de cada 2 personas en el mundo, en algún momento, puede manifestar actitudes edadistas.

“Lo más que me preocupa es la  falta de comunicación de sus derechos civiles, del contenido de su dignidad, de saber que puede controlar su vida y que no ha perdido ese derecho. Tanto de que nos honramos de tener la ley 121 pero está bien en el papel pero no está bien en la actuación”, aseguró Novello al tiempo que mencionó que hay 11 mil querellas de maltrato hacia esta población en la Isla.

Finalmente, recomendó crear espacios para brindar la atención adecuada a esta población y ante la realidad de que la expectativa de vida ha aumentado, brindar formas de socialización ante la pérdida de la misma tras la pandemia y aumentar la empleomanía.

Entrevista aquí