El Colegio de Profesionales del Trabajo Social de Puerto Rico (CPTSPR) insistió el martes al gobierno atender de manera inmediata la crisis de personal y condiciones laborales que vive el Departamento de la Familia.

El pasado 5 de diciembre en una vista realizada por la Cámara de Representantes, la agencia aceptó que existen más de 10,000 casos sin investigar, cientos de estos corresponden al 2016. Durante la discusión se volvió a traer a colación de la legislatura la falta de personal, principalmente por las condiciones salariales y laborales precarizadas que tiene el personal del Departamento, sostuvo el CPTSPR en un comunicado de prensa.

“Lo cierto es que no solo hay un problema de reclutamiento en el Departamento de la Familia, hay un problema de retención. Las condiciones laborales hacen que muchos colegas tengan que irse por el Fondo, acogerse a licencias y en muchas ocasiones renunciar. Esto se agrava con el reclutamiento activo de profesionales del trabajo social por parte de decenas de agencias de los Estados Unidos que ofrecen bonos de reclutamiento, un salario en ocasiones tres veces mayor que el que reciben en Puerto Rico y mejores condiciones laborales. Por tanto, el asunto no se resuelve con reclutamiento. Urge una revisión salarial y un mejoramiento inmediato de las condiciones laborales en la agencia”, sostuvo Larry Alicea, presidente del CPTSPR.

Alicea añadió que “todos los años la plantilla de personal de trabajo social en el Departamento de la Familia sigue disminuyendo. El asunto de la acumulación de casos no es uno nuevo. El mismo Departamento admitió durante la vista que la carga ideal de casos es de 5 referidos diarios, pero en la realidad se asignan de 10 a 12 casos a las colegas que los investigan. Esto, aparte de explotador, representa una amenaza a la seguridad de la niñez y las familias que atiende esta institución pública. La sobrecarga de casos tiene un efecto en la salud emocional y física de nuestras colegas y afecta directamente la calidad del servicio”.

El CPTSPR históricamente ha denunciado este hecho y ha insistido en que se deben mejorar las condiciones laborales de la profesión. Para resolver este asunto, el Colegio ha sometido dos proyectos de ley. El primero de ellos, el Proyecto del Senado 893, que atiende las condiciones laborales a través de una carta de derechos de los profesionales. El segundo el Proyecto del Senado 894, cuyo objetivo es atender las condiciones laborales, creando un salario base mínimo digno.

“La legislatura tiene en sus manos una oportunidad única de atender esta crisis. Esperamos acciones inmediatas. Este es el momento. Condiciones de trabajo adecuadas, aseguran una prestación de servicios de excelencia. En el caso del maltrato, la rapidez de la intervención es un asunto de umbral para garantizar que la niñez esté libre de cualquier daño a su seguridad. La intervención temprana es trascendental para evitar la escalada de la violencia y los casos complejos de abuso sexual, maltrato físico y muerte que hemos visto en casos que han trascendido en la prensa”, puntualizó el titular del CPTSPR.