Pese a que el estado de situación sobre el abuso de sustancias en Puerto Rico es un tema de preocupación por los casos de sobredosis a raíz del uso de sustancias ilícitas, el consumo indebido de medicamentos recetados y el alcohol, son pocos los profesionales capacitados para el manejo de este problema.

Los datos apuntan a que cada vez son más jóvenes las personas que se exponen a esta situación. Según la Consulta Juvenil de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción, 1 de cada 7 de estos adolescentes ha indicado el un uso temprano (antes de los 14 años) de pastillas y más de la mitad lo hizo por primera vez entre los 14 y 15 años.

Casi una tercera parte (un 32 por ciento) indicó haber usado analgésicos o narcóticos, principalmente codeína y Percocet.

Para atajar la situación, la Universidad Central del Caribe se ha convertido en la única institución en Puerto Rico capacitando y graduando médicos especialistas en sustancias. 

Entérate de más aquí sobre carreras en manejo de abuso de sustancias:

‟La profesión de Medicina de Adicción es una bastante nueva. Comenzamos en el 2019 y hasta el día de hoy hemos graduados 7 médicos especialistas”, explicó la doctora Luz Ramos Vargas, decana de la Maestría en Ciencias y Tecnología de la Salud de la institución. 

En el caso de los consejeros en sustancias, existen un promedio de 5 a estudiantes por año, lo que conlleva una gran necesidad para estos tipos de servicio y para la demanda que existe en la población actual, aseguró.

Estos profesionales, ademas de especializarse en trabajar con equipos interdisciplinarios, tienen las competencias directas y enfocadas en manejar este tipo de pacientes o participantes, promoviendo un tratamiento más dirigido. 

‟Nosotros (la Universidad Central de Caribe) tenemos el programa de Consejería en Abuso de Sustancias y un post-bachillerato en Uso de Sustancias. Actualmente también estamos creando unos certificados nuevos profesionales en estas áreas”, enfatizó la doctora. 

Recordó, también, que siendo una población estigmatizada, es necesario que más profesionales se preparen para poder trabajar adecuadamente con ella.

Por su parte, la evaluadora del Programa de Consejería en Abuso de Sustancias, Samary Ortiz Cordero, explicó que el rol profesional de un consejero en sustancias se encarga de poner en práctica modelos de tratamiento para la reducción de daños.

Este puede trabajar en diferentes áreas, como lo son los centros ambulatorios, residenciales, escuelas y otros. 

Para esta carrera, además del interés en ayudar a esta población, los requisitos son tener un bachillerato de una institución académica acreditada, (con un promedio general mínimo de 2.50), 9 créditos en Ciencias de la Conducta, incluyendo 3 créditos en Psicología, 3 créditos en Biología, 3 créditos en Matemáticas; transcripción de créditos, 3 cartas de recomendación y curriculum vitae”, precisó.

¿Te interesa una carrera en manejo de abuso de sustancias? ¡Comunícate al (787) 798-3001 ext. 2706, 2708 o a samary.ortiz@uccaribe.edu! Traído a ustedes por la Universidad Central del Caribe.