La visible desigualdad e inequidad en los servicios de salud mental para las comunidades rurales de la Isla, así como el estigma social y cultural existente sobre el bienestar emocional, fueron los temas más abordados en el Simposio: Construyendo una Comunidad en Bienestar y Salud Mental del Departamento de Salud Mental y Desórdenes Adictivos del Hospital General Castañer. 

Fue como parte del primer panel Iniciativas, Aportaciones y Accesibilidad a Servicios de Salud Mental en Comunidades Rurales Desatendidas que diversos profesionales y especialistas en la salud y la salud mental de la Isla coincidieron en que existe una barrera estructural que pone en una visible desigualdad la salud emocional de los ciudadanos que viven en zonas rurales del archipiélago. 

Según Javier Portalatín Mercado, director del Departamento de Salud Mental y Desórdenes Adictivos del Hospital General Castañer, fueron las estadísticas actuales el motivo principal por el cual se decidió crear el evento, y con ello, además, proyectos que buscarán derribar la inequidad y el acceso a una salud integral.

Entre ellas, mencionó a Es Mental, que los datos recopilados señalan que en el 2021 el 18.38 por ciento de los pacientes de la institución estaban en la búsqueda de servicios de salud mental. “Si eso lo comparamos con hace 6 años atrás era de un 5 por ciento. Todos estos años el número de pacientes de salud mental ha ido aumentando”, sostuvo.

La tasa de maltrato de menores en el área, que abarca Lares, Maricao, Adjuntas y Jayuya, está en 11 un por ciento, contrario a la tasa de la Isla en general que es un 6.5, señaló Portalatín Mercado.

“En el hospital vamos a empezar a trabajar con el acercamiento a las comunidades, escucharlas, y a partir de las mismas decisiones que tomen, poder impactar en cuanto a lo que es la equidad en salud y la justicia social”, aseguró en entrevista con este medio. 

Screen Shot 2023 01 25 at 5.53.14 PM 1

En el conversatorio, el consejero clínico Christian Romero, parte de los integrantes del gran panel de especialistas, apuntó a que el tema de la distribución económica a nivel Isla tiene un vínculo significativo con la exclusión social.  

“Cuando hablamos de inequidades, estamos hablando de exclusión social y de que hay un sector invisibilizado. Eso no se da de la nada, se da  desde un abordaje de la distribución económica. ¿Dónde están los recursos económicos? ¿Cómo se manejan los recursos”, expuso Romero.

De igual forma, el consejero clínico mencionó que la situación también es resultado del coloniaje, y que sobre esto, precisamente, la literatura expone las repercusiones a la salud física y mental de los ciudadanos. 

En la conversación también participaron Nydia Cappas, del Programa de Psicología y Cuidado Primario de la Escuela de Medicina y Ciencias de Ponce; Migna Rivera García, pasada presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico; Monserrate Allende, coordinadora de la Línea Pas; Nydimar Salcedo, directora de Recursos Humanos y Desarrollo Organizacional del Hospital General Castañer; y fue moderado por Javier Portalatín Mercado, director del Departamento de Salud Mental del Hospital Castañer; y Francisco Sánchez, psicólogo clínico del Hospital Castañer.

La doctora Migna Rivera García recordó que el cambio climático, particularmente por los eventos naturales a los que se enfrentan los puertorriqueños y que trastocan a muchos en las comunidades rurales, también tiene sus efectos en la salud emocional de estos, “causando pérdidas y duelos, que provocan incertidumbre, ansiedades y frustraciones”, dijo. 

“El asunto de la no atención en eventos naturales, como huracanes, actividad sísmica y pandemia, se junta y crea unas condiciones socio-estructurales que, si no atendemos de una manera intencionada y desde una perspectiva interdisciplinaria, traen consigo un problema de salud mental”, puntualizó Rivera García.

El director del Departamento de Salud Mental y Desórdenes Adictivos del Hospital General Castañer dijo a Es Mental que la institución se encuentra trabajando con un proyecto, llamado ¡Ea Diantre Eso Queda Lejos!, dirigido precisamente a trabajar con las inequidades en salud en las comunidades rurales y, además, trabajará los temas de la salud mental, el cambio climático, la justicia social y el uso problemático de sustancias.