Mentir es un acto que, aunque en ocasiones amonestado, forma parte de la vida de cualquier persona. Una pequeña mentira, sin la intención de hacer daño, podría surgir en la búsqueda de evitar confrontaciones, sentir vergüenza o culpa. Esto se ha reconocido como fibbing y para conocer más Es Mental conversó con especialistas en el tema. 

Lo que se conocía en el pasado como mentiras piadosas, en la actualidad tiene un vínculo con el término anglosajón fibbing, definido como la acción de mentir o fabricar información sin el propósito de provocar daños a otra persona

Aunque puede resultar confuso entender cómo el fibbing se diferencia de otras formas de mentir, la psicóloga Grecia L. Meyreles Artiles, explica que todo dependerá de la motivación e intención detrás del acto. 

“En el fibbing, la motivación y el beneficio detrás de la mentira se centran en uno mismo y no en obtener una ganancia directa de otros”, detalló Meyreles Artiles.

“Por ejemplo, el fibbing suele ser común o típico en los niños en situaciones en las que quieren evitar sentir vergüenza, ser juzgados o recibir castigos. Durante la niñez es típico construir historias o fabricar detalles de algunas experiencias o memorias”, continuó la licenciada. 

De manera similar, la psicóloga Verónica Salas Robles, explicó que el fibbing, a veces, puede estar atado a un suceso relacionado a trauma, sentimientos de inseguridad, vergüenza, culpa, entre otros. Los mismos impulsan a la persona a continuar con el acto para preservar su imagen o sentido de seguridad.  

Ante una amenaza o un evento peligroso, el cerebro prepara a una persona para reaccionar (en un intento de sobrevivir). En ocasiones, como respuesta a esa amenaza o peligro percibido, puede darse el fibbing, planteó Meyreles Artiles.

No obstante, cuando las mentiras detrás del fibbing se transforman en patológicas, podría asociarse a síntomas de trastornos de personalidad narcisista, trastorno de la personalidad antisocial y otros, mencionó, por otro lado, la licenciada Salas Robles.

¿Puede entonces el fibbing repercutir en la salud emocional de una persona? Salas Robles dijo que, dependiendo de la severidad y frecuencia, la persona que comete este acto puede verse emocionalmente comprometido por la deshonestidad, y, además, la creación de una falsa narrativa, que debe mantener para continuar perpetuando la mentira. 

Mientras que la otra parte, al individuo a quien se le hace fibbing, puede experimentar sentimientos de desconfianza y desarrollar un sentido de alerta. 

Meyreles Artiles habló también de lo mucho que pueden perjudicarse las relaciones interpersonales, la autoestima y reforzar creencias erróneas sobre ellos mismos, ya que impide cultivar una relación saludable. 

Para algunas personas el fibbing puede ser resultado de pobre inhibición, es decir, no poder controlar o evitar el mentir bajo situaciones de presión”, señaló la psicóloga.

“También puede surgir por la inhabilidad de regular las emociones de forma efectiva, como sentirnos abrumados emocionalmente, ansiosos o con miedo. Por tanto, se miente con el fin de manejar la emoción”, sostuvo. 

En concordancia, Salas Robles, apuntó a que, en algunos casos, los sentimientos de culpa por fibbing provocan tanta vergüenza y estrés, que se crean más mentiras buscando sentirse “seguros”. 

El fibbing puede trabajarse en terapia, pero es de importancia que la persona que lo hace, lo reconozca y sepa que sus actos tienen implicaciones en los demás. 

Si el fibbing se convierte en un patrón o a la persona se le dificulta controlarlo, un acercamiento clínico podría ser la terapia cognitivo conductual, en la que se trabaja con el individuo para identificar y conocer patrones de comportamiento no favorables en torno al fibbing”, recordó Salas Robles.

Explorar los antecedentes emocionales y conductuales del fibbing podría ser un buen comienzo. Pero también saber qué creencias motivan o mantienen esto, expuso Meyreles Artiles.

Dijo, además, que la autocompasión es esencial en el proceso y prestar atención a las emociones o pensamientos que surgen cuando se hace el fibbing

“No estás solo. Pide ayuda. Puede ser algo difícil, pero todos necesitamos ayuda y no debemos avergonzarnos por eso”, puntualizó.

Finalmente, Salas Robles aconsejó a las personas a tener curiosidad por sus actos, en vez de juzgarlos. Asimismo, juzgar de dónde nace esto y reconocer qué acciones o personas les provocan llevar a cabo el fibbing

En otros escenarios, como en el tema médico y las demencias, el llamado fibbing terapéutico ha cobrado notoriedad en los últimos años por la particularidad de ejecutar el acto de mentir en la búsqueda de aliviar el malestar emocional de los pacientes. 

Es decir, seguir las dinámicas de estos pacientes con demencias para evitar empeorar su entorno o lo que experimentan.

Categoría: Salud Mental

consecuencias de mentir