Son varios los tipos de cáncer de seno y para cada uno hay un tratamiento específico, explicaron expertas entrevistadas por Es Mental.

El tipo de cáncer de seno más común es el ductal, producido en los ductos, de acuerdo con la oncóloga Edna Mora. 

La doctora Mora destacó que, si se diagnostica carcinoma del ducto temprano, se puede evitar que siga creciendo y se convierta en el carcinoma ductal invasivo.

Otro tipo de cáncer de seno es el lobular, aunque este es menos común, indicó al tiempo que mencionó que los distintos tipos de cáncer de seno son diagnosticados con procedimientos como mamografías, MRI, sonogramas o biopsias.

Existen otros tipos de cánceres que salen fuera de los ductos y las glándulas, que pueden ser tumores fibroadenomas, pero también pueden haber sarcomas y tumores filoides, que también pueden ser benignos o malignos. ‘

La especialista explicó que el seno también puede ser un recipiente de metástasis de otros tipos de cáncer, como, por ejemplo, el melanoma o linfoma.

Similarmente, la especialista en radiología de seno, la doctora Ángela Méndez, coincidió con la oncóloga en que el más común es el que nace en el ducto del seno, por donde pasa la leche.

En este mismo ducto, habrían dos tipos de cáncer, uno que es más temprano llamado, carcinoma ductal “in situ”, que microscópicamente está encapsulado en el ducto, y también existe el cáncer ductal invasivo, y en este caso, éste rompió la pared del ducto fino ubicado en el seno, lo que significa que es más avanzado. 

“Por eso, queremos cogerlo en las etapas más tempranas y, por eso, es bien importante diagnosticar (el cáncer) bien chiquito”, sostuvo.

Otro de los tipos de cáncer de seno nace en el lobulillo, mejor conocido como invasivo. También, existen otros tipos menos agresivos, como el cáncer invasivo mucinoso y el cáncer de tipo papilar. 

“Cada cual tiene su tratamiento, cada uno tiene su seguimiento específico, y como ven hoy día, se personaliza mucho el tratamiento a cada tipo de cáncer”, sostuvo.

La Sociedad Americana contra el Cáncer explica que el tipo específico de células afectadas  determina el tipo de cáncer de seno. 

Según la Sociedad, la mayoría de los tipos de cáncer de seno son carcinomas, que son tumores que se originan de las células epiteliales que revisten los órganos y los tejidos que se encuentran en todo el cuerpo. 

Cuando los carcinomas se forman en el seno, por lo general, son de un tipo más específico llamado adenocarcinoma, que comienza en las células de los conductos (los conductos de la leche) o los lobulillos (glándulas productoras de leche).

La doctora Yania López, radióloga del seno, mencionó que al momento de brindar un diagnóstico siempre explica a sus pacientes que el cáncer de seno tiene nombre y apellido. Además, dijo que lo que determinará y marcará cuál es el tratamiento específico para el tipo de tumor son los receptores y proteínas que tienen expresadas las células de ese tumor.

“Cuando hablamos de cáncer de mamá,  nos referimos a un conjunto de factores bien específicos”, sostuvo al explicar que no sería simplemente decir “tengo cáncer de seno”, sino que es un cáncer de seno que tiene o no receptores de estrógeno, receptores de progesterona, sobre expresión de las proteínas HER2 y cuán rápido se divide. 

Son precisamente estas cuatro características con las cuales se puede dividir y poner el tumor en una “familia”, y cada uno de estos tumores tiene un tratamiento en específico. “El cáncer de seno no es todo igual, se trata bien distinto dependiendo de cuáles son las células que el tumor está expresando”, agregó.

López contó que en su práctica como radióloga del seno en el Centro Comprensivo de Cáncer ha podido ver todo tipo de cáncer de mama, desde el que está en un estado bien temprano, es decir, el “carcinoma ductal in situ”, el cual, típicamente, con un procedimiento quirúrgico se cura. 

Asimismo, ha visto otros muy agresivos, en los cuales es necesario el tratamiento antes de la cirugía para poder disminuir el tamaño del tumor, y post-cirugía, para asegurarse de que se ha atendido la parte sistémica completa de la enfermedad.

La radióloga explicó que existe un gran espectro, pues hay casos en que las pacientes van a necesitar solo cirugía,  y otros necesitarán de cirugía y quimioterapias. También están quienes no necesitan quimioterapias, sino bloqueadores de estrógeno en el cuerpo y con eso es suficiente. 

El hecho de que te digan, tienes un diagnóstico de cáncer de seno, no significa que necesitas radiación o quimioterapia automáticamente”, explicó. 

Actualmente, son muchas las pacientes jóvenes que se han diagnosticado antes de la edad de cernimiento (40 años). 

De acuerdo con López, es muy importante conocer el historial familiar para poder comprender cuál es el riesgo que se tiene como individuos y conocer cuándo se debería comenzar con los exámenes de cernimiento.

La especialista explicó que la mayoría de las pacientes con cáncer de seno jóvenes, menores de 40 años, se encuentran el cáncer ellas mismas, y en ese sentido, el autoexamen es muy importante.

“Las pacientes siempre deben comenzar a saber qué es lo normal a partir de los 20 años de edad, al menos. Debemos empezar a relacionarnos con nuestros senos y empezar a entender que es lo normal de los senos y de la axila”, recomendó.