El Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia busca visibilizar los esfuerzos de los y las activistas en derechos humanos, los progresos logrados y desafíos que se enfrentan las personas LGBTTIQ+. Desde el lente de los derechos humanos es fundamental garantizar la dignidad, la igualdad, la justicia y el respeto de todas las personas, independiente de su orientación sexual o identidad de género.

Los derechos humanos buscan garantizar que todas las personas sean tratadas de manera justa y equitativa. Esto se refiere a que las personas LGBTTIQ+ luchan contra la discriminación en todas sus formas. Igualmente, el reconocimiento y la protección de sus derechos humanos son esenciales para crear ambientes seguros y libres de violencia.

Luchas relacionadas a la comunidad LGBTTIQ+

Otro espacio importante de lucha son las barreras que enfrentan para la atención de los servicios de salud, que sean sensibles a sus necesidades específicas. De otra parte, la garantía de la libertad de expresión y la posibilidad de organización como activistas en derechos humanos es una lucha contra la discriminación, los prejuicios y el estigma social.  

Otras luchas relacionadas a las personas LGBTTIQ+ es una educación que respete y valore la diversidad. Además, de poder contar con una representación adecuada que ayude a desafiar los estereotipos y promover una imagen positiva de la diversidad sexual y de género. Para las personas transgéneros y transexuales, el reconocimiento legal de su identidad de género también involucra garantizar sus derechos humanos. 

En Puerto Rico, la situación de los derechos humanos hacia personas LGBTTIQ+ está en peligro. En el 2023, el Proyecto de la Cámara 764 (para establecer la “Ley para Salvar los Deportes Femeninos”, pretendía limitar la participación de atletas transgénero en la categoría de género con la que se identificaban. Dicha medida no fue recomendada. Asimismo, algunos miembros de la Legislatura trataron de censurar una actividad de lectura infantil por la participación de drags y personas transgénero.

Referente al Proyecto del Senado 427 (para establecer la “Ley para Promover la Vivienda Libre de Discrimen Contra Adultos Mayores de la Comunidad LGBTTIQ”), que tenía como objeto establecer política pública para prevenir la discriminación de las personas LGBTI que trataban de acceder a vivienda, en residencias para personas mayores. El gobernador devolvió el proyecto a la Legislatura. Además, el Proyecto de Ley 485, a favor de los derechos de las Comunidades LGBTTIQ fue la Carta de Derechos que se establecía en su intención de disponer sobre sus derechos y protecciones ante la sociedad; y definir las obligaciones y responsabilidades de las agencias del Estado, y el sector privado, pero fue derrotado a viva voz.

A pesar de esto, las personas de las comunidades LGBTTIQ+ disfrutan de ciertos derechos, que son reconocidos como avances, tales como el matrimonio de personas del mismo sexo o matrimonio igualitario, el uso de pronombres en escenarios universitarios, el rechazo a las terapias de conversión y la modificación de documentos legales para personas trans. Sin embargo, la implementación de leyes y la aceptación social coloca a las personas LGBTTIQ+ y a las mujeres en condiciones de desigualdades, discriminación y fortalece el estigma social hacia las personas con identidades diversas.  

Algunas recomendaciones son reflexionar de las intersecciones que tenemos las personas en términos de edad, género, raza, etnicidad, orientación sexual, identidad de género, clase social, educación, religión, entre otros. Esto para comprender y entender los estresores de vida que sufren las personas por esas interseccionalidades, los que inciden en condiciones de privilegios u opresión, a través de su desarrollo. Además, es imperativo apoyar la justicia de género y los movimientos asociados para hacer frente a la discriminación y la exclusión. 

* La autora es directora del Programa Graduado de Consejería Psicológica de la Universidad Albizu y pasada presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico.