A pesar de que la mayoría de los puertorriqueños saben que Puerto Rico se encuentra en una crisis económica y social que ha ido de mal en peor por la pasada década, porque la han vivido, un sector amplio de la población tiene una perspectiva cautelosamente optimista sobre el futuro del país.

No obstante, importantes grupos entre los votantes como los son los jóvenes, las mujeres y los adultos mayores han hecho saber a través organizaciones que les representan que se necesitan grandes cambios por parte de los gobernantes para que la situación no siga en precaria.

Quien gane la Gobernación de Puerto Rico debe tomar en cuenta sus necesidades ante el estado actual de Puerto Rico, han sostenido.

¿Y cuál es el estado actual?

Un sondeo hecho por Es Mental para saber el sentir de la gente sobre el futuro de la Isla, reflejó que el 92.8% de los participantes piensan que el estado actual de la Isla es “crítico y nefasto”.

Sin embargo, más de la mitad de los participantes piensa que la situación en Puerto Rico sería mejor: el 49.5%, respondió que ve un futuro “promedio”o un “país en desarrollo”, y un 5.4% piensa que en el futuro Puerto Rico tendrá una “alta calidad de vida”.

En el sondeo participaron 131 personas, entre ellas 81 mujeres y 49 hombres y una no binaria, entre las edades de 18 a 59 años.

El sociólogo Emilio Pantojas opinó que existen personas optimistas que piensan que las cosas en Puerto Rico van a cambiar, pero que la realidad es que la Isla se encuentra en recesión económica desde hace 14 años. A su juicio, el bipartidismo no tiene una solución “seria” y los partidos emergentes tampoco tienen el entendimiento de cómo reinsertar a Puerto Rico en la economía global ni de cómo hacer más dinámica la economía local.

¿Qué desean las mujeres y los adultos mayores?

Las mujeres entienden que el gobernante que resulte electo debería darle prioridad a los asuntos de educación, seguridad alimentaria y seguridad física por la violencia de género, sobre todo por lo que han tenido que vivir durante la pandemia, aseguró la licenciada Amarilis Pagán, directora ejecutiva del Proyecto Matria.

Estos asuntos salieron a relucir durante conversaciones con mujeres como parte de La Ruta de las Mujeres, un proyecto creado por Matria en el 2011 para educar a las mujeres sobre la importancia de su voto y que lo hagan desde el conocimiento de sus derechos.

“Cuando hablamos con las participantes, están preocupadas por la seguridad en el empleo, porque el dinero no les daba para pagar la comida, y, todavía, por la pérdida de empleo y la falta de acceso a comedores y el tema de la violencia de género, que es uno que está en primera plana y que ellas lo han absorbido y lo entienden así, como un problema prioritario. Eso te deja ver lo que ven para el futuro. Lo que entienden es que si estos problemas no se atienden, su situación como mujeres, va a ser cada vez más precaria”, sostuvo Pagán.

La impresión de lo que hablamos con ellas es de que “no hay mucha fe en el Gobierno y en los partidos tradicionales”, agregó.

“Nuestras participantes confían más en el sector social sin fines de lucro, que en el Gobierno como una herramienta para salir de su situación precaria”, sostuvo.

Pantojas dijo que, aunque el sector social está respondiendo y llenando necesidades de la gente, es insuficiente, y que es necesario que el gobierno sea más ágil brindando las ayudas con los fondos disponibles.

Pagán mencionó que solo el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) atienden la situación de las mujeres de manera transversal a través de sus plataformas de gobierno. El Partido Popular Democrático (PPD), según dijo, tiene nociones de perspectiva de género, pero no son coherentes con las expresiones del candidato a la gobernación, Carlos “Charlie” Delgado. El Partido Nuevo Progresista (PNP) también tiene unas expresiones en relación a la situación de las mujeres, pero no son coherentes con las expresiones de los pasados años, comentó.

En cuanto al Proyecto Dignidad, dirigido por el doctor César Vázquez, Pagán dijo que el mismo no reconoce ni siquiera los derechos humanos, y a las mujeres las deja en el contexto de madres y cuidadoras parte de una familia.

Pantojas sostuvo que previo a este ciclo electoral el PPD era el partido que más atendía las necesidades de las mujeres, pero que Delgado se movió a la derecha porque cuenta con los votos de los religiosos como reveló el Centro de Periodismo Investigativo.

Por otro lado, reconociendo que el país necesita un Gobierno que ejecute de forma eficiente las políticas públicas que se han desarrollado pero que no necesariamente se han implantado en beneficio de los adultos mayores, AARP Puerto Rico plasmó en un documento llamado “El Puerto Rico que merecemos” cinco áreas de prioridad de atención relacionadas a los adultos mayores. Las mismas están basadas en las necesidades surgidas a través de una encuesta que hizo la organización en el 2019 en la que participaron 745 personas, entre los 45 a los 60 años. Estas áreas atienden el tema de la salud, desarrollo de capital económico y humano, comunidades habitables que promuevan la permanencia en la Isla, acceso a la justicia y la erradicación del discrimen y vulnerabilidad.

Un 27% de los encuestados respondió que el principal problema que enfrentan los adultos mayores es el acceso a la salud.

Realineamiento político en la Isla

Las mujeres y los jóvenes del País también han expresado que se necesitan cambios, e incluso, según el sociólogo Emilio Pantojas, estos demográficos han cambiado en cuanto a su apoyo a los partidos políticos tradicionales, como PNP y el PPD, y se está moviendo a apoyar partidos como el PIP y el MVC. Este realineamiento político aunque no es exclusivo de los jóvenes, según dijo, se ha venido viendo desde el 2015.

En otro sondeo de Es Mental, que fue distribuido en su mayoría a jóvenes universitarios y personas menores de 30 años para saber cómo votarían en las elecciones, el candidato del PIP, Juan Dalmau, salió favorecido. Luego le siguió la candidata del Movimiento Victoria Ciudadana, Alexandra Lúgaro.

Domina el “No” entre los jóvenes

En ambos sondeos se tocó el tema del plebiscito de Estadidad Sí o No y la mayoría de las personas respondió que estarán votando por el “No”. En uno de los sondeos, el “No” obtuvo un 77.5% y en el otro, que fue respondido en su mayoría por jóvenes, los resultados del “No” fueron de un 88.3%.

“La idea de que la estadidad va a resolver los problemas, el PNP logró convertirla en un mito. Tenemos más fondos federales que nunca y se ha hecho menos en esta crisis. No ha habido ninguna recuperación, lo que ha habido es un gran deterioro económico”, aseguró Pantojas.

El plebiscito del 3 de noviembre será el sexto que se realiza en la isla sobre el estatus, desde 1967. Todos han sido organizados por el PNP, excepto el del 1967. El único que logró el 50% a favor de la estadidad fue el del 2017, según Pantojas. En ese entonces la estadidad obtuvo un 97%, pero con un menor número de votos, según Pantojas.

“El problema es que no han podido convencer a Washington que la estadidad es la mayoría”, dijo el sociólogo.

Por eso, dijo que es necesario que al menos un millón de personas voten en el plebiscito del 3 de noviembre para que el voto sea contundente.

Dalila Olmo López colaboró con esta historia.

1 Comentario

Comments are closed.