Con un nuevo anteproyecto de Ley, España busca ser pionero, en toda Europa, de una normativa para controlar el acceso a Internet entre los jóvenes españoles. 

El Anteproyecto de Ley Orgánica, para la protección de las personas menores de edad en los entornos digitales, busca hacer medidas para el sector público que se basen en unas edades adecuadas y específicas para el uso del Internet (En España, por ejemplo, la edad mínima es de 14 años. Sin embargo, el proyecto busca elevarla a 16 años), así como sanciones a raíz de la difusión de imágenes falsas, generadas por inteligencia artificial y, también, a empresas del sector tecnológico que no prioricen poner en práctica herramientas para el control parental.

Sobre las fotografías y videos falsos, hechos con inteligencia artificial, en este país ha sido un tema controversial, pues el año pasado, se ilustró en la prensa cómo decenas de jóvenes, en Badajoz, fueron víctimas de contenido sexual falso. 

Los llamados “deepfakes” son considerados por la Unión Europea como un acto de ciberviolencia. Por lo que, España, busca convertirlo en un delito. 

La violencia sexual en línea afecta significativamente en este país y sobre esto la Fundación Mutua Madrileña dio a conocer recientemente que 3 de 4 niños, niñas y adolescentes se han visto expuestos a una situación de violencia sexual en línea. 

“Las formas de agresión más frecuentes a través de pantallas, que han afectado a alrededor de cuatro de cada diez niños o adolescentes en España, son recibir imágenes con contenido sexual sin haberlas solicitado (43. 2% de los casos), recibir mensajes insistentes para quedar o buscar una relación (41. 8%), ser objeto de comentarios sexuales no solicitados (40.2%) o acceder involuntariamente a contenidos pornográficos (39.6%)”, explica la fundación en un documento público. 

Este proyecto también busca que las compañías tecnológicas, instalen, de fábrica, un sistema de control parental en celulares, tabletas, computadoras y hasta televisores, para que los menores no tengan fácil acceso a contenido para adultos. 

Siendo parte de la Unión Europea, y el único país con esta idea, los productos que se comercialicen en España, entonces deberán estar sujetos a esto, de convertirse en ley. 

Tan reciente como en estos días, en Estados Unidos, el cirujano general Vivek Murthy, dijo que impulsará el uso de etiquetas de advertencia en las redes sociales. Tal como se ha hecho, en el pasado, con el tabaco y el alcohol. 

El fin principal es que los padres, madres y cuidadores sean advertidos sobre el impacto de las redes sociales en la salud mental de menores y adolescentes.

Qué ocurre con los jóvenes en Puerto Rico

El psicólogo, Eduardo Lugo Hernández, catedrático asociado del Departamento de Psicología en la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, advirtió que, en Puerto Rico, por ejemplo, es tema es uno que necesita mayor investigación para apostar a la verdadera protección y el bienestar de la integridad de la niñez puertorriqueña. 

“Tenemos que dejar de depender de estudios internacionales, que aunque nos informan, no consideran las particularidades de este fenómeno en nuestra cultura. La legislatura de Puerto Rico pudiese convocar un grupo de expertos para este fin, proveyéndoles los recursos económicos necesarios para que estudien esta situación y sus implicaciones, para así ofrecer recomendaciones de política pública”, señaló.

“Debemos, además, tener iniciativas de educación para padres, madres o encargados, acerca de las implicaciones del alto consumo de redes sociales y otras plataformas a edades tempranas, del buen manejo parental de las mismas, de los peligros de algunos de estos espacios para la autoestima y el autoconcepto de nuestros y nuestras adolescentes y de cómo los depredadores usan estas plataformas para conectar y vulnerabilizar nuestra niñez”, continuó el psicólogo.

Dijo, también, que el asunto de los “deepfakes” requiere una mirada legal seria, ya que las implicaciones incluyen el acoso cibernético, la manipulación y otras conductas que atentan contra los menores.

Pero, ¿es posible que un proyecto como el de España pueda darse en la jurisdicción local? Es Mental conversó con el licenciado y panelista de Pesos y Contrapesos, Camilo J. Miguel.

El licenciado recordó que, en Puerto Rico, los padres y madres tienen un derecho constitucional de proteger a sus hijos e hijas, y que partiendo de esto, desde una crianza responsable, debe tener control de las horas en las que ese menor está en línea.

“¿Tiene que el Estado intervenir sobre un aspecto que le corresponde a los padres? Pues eso hay que verlo”, dijo.

Recordó que una red social no es un foro público, más bien es un ente privado. Por lo que, el Estado no puede intervenir en contratos privados. 

Y desde otro punto, “¿puede entonces compañías, como Meta, hacer contratos con menores, sin la autorización de su padre?’’, comentó para finalizar.